Yo también he estado en ese mismo lugar… tienes un negocio en linea, te sientes estancada y no sabes por donde empezar a crear un plan de acción para salir del foso en el que te encuentras.

Emprender es todo un reto, de eso no cabe duda. Decidiste dedicarte a cumplir tu sueño y hacer algo que siempre quisiste: tener tu propio negocio online. Sin embargo, es posible que sientas que por más que te esfuerzas tu empresa está estancada y piensas que fracasaste como emprendedora.

No te preocupes, eso nos pasa a todas cuando iniciamos un negocio. Puede que tenga que ver con la falta de tiempo, aunque a mi me gusta pensar que se debe al hecho de que no sabemos organizarnos.

Por fortuna, este problema es de fácil solución, incluso si no tienes experiencia. Lo que debes hacer es organizar tus ideas, planificarte y crear tu propio plan de acción.

Y antes de que te estreses, te aconsejo que respires profundo y te relajes. Porque, aunque parece ser algo muy complicado, te aseguro que no lo es. De hecho, lo que armar tu propio plan de acción es algo que puedes hacer en tan solo una semana e incluso en un día (si eres aplicada).

 Te estarás preguntado, ¿Qué es un plan de acción?

Un plan de acción es una herramienta que te permite gestionar y controlar tareas y proyectos en tu negocio. Es como una hoja de ruta, que te dirá la manera en la que debes organizarte y te orientará para que alcances mucho más rápido tus objetivos.

Para muchas, este plan constituye una herramienta fundamental para el éxito de cualquier empresa. Es por eso que se recomienda elaborarlo y sobre todo aplicarlo desde el inicio de un emprendimiento.

Así el proyecto estará más organizado y lo más importarte tú estarás orientada en relación a tus metas y al camino qie debes seguir para conseguirlas.

Este último punto se debe a que en el plan de acción también estableces los objetivos y estrategias para consolidar tu meta. Además, en este se tiene que incluir el plazo y los recursos para desarrollar tus objetivos. De tal manera que todo quede sentado en un perfecto esquema.

¿Y cómo se elabora?

Como ya te mencioné, elaborar un plan de acción resulta un proceso sencillo. Si te tomas todo un día para ello o incluso un fin de semana, lo tendrás listo en muy poco tiempo. Además, puedes hacerlo sola o en equipo.

Ahora bien, antes de comenzar a elaborar tu plan de acción lo primero que debes hacer es un análisis o evaluación. ¿De qué? Pues del punto en el que se encuentra tu emprendimiento, es decir ¿Ya está iniciado o apenas tienes la idea del proyecto?

Si la respuesta es la primera opción, entonces debes examinar si hay alguna estrategia que te haya funcionado o no. De esta manera ya tendrás claro que puedes repetir, fortalecer o descartar.

En este análisis es bueno que también incluyas un sondeo del mercado en el que se movilizará tu negocio. Así como también el tiempo del que dispongas y ganancias que quieres obtener. Con estos aspectos claros comienza a visualizar hacia dónde quieres ir.

Una vez listo el análisis con su respectiva visualización, es hora de poner manos a la obra. ¡Comienza a elaborar tu plan de acción!, para ello te recomiendo guiarte por los siguientes pasos:

1.-Define tus objetivos

Los objetivos son una parte importante en cualquier plan de acción y son esenciales para alcanzar tu meta. Es bueno que antes de definirlos, establezcas claramente tu meta. Es decir, define muy bien qué es lo que quieres lograr, ya sea de forma financiera o empresarial.

Es en función de tu meta que trazarás tus objetivos y estos deben ser viables. Los expertos recomiendan que utilices el sistema conocido como SMART para plateártelos. Esto se traduce en que los objetivos deben ser Específicos, Medibles, Alcanzables, Realistas y limitados en el Tiempo.

Una buena estrategia es tener un objetivo principal y luego dividirlo por estrategias o acciones. También puedes optar por clasificarlos de acuerdo a su prioridad, o si se quiere por su “tamaño”.

La primera clasificación se basa en colocar en primer lugar los objetivos que necesitas cumplir con urgencia. Y luego los que puedes ir cumpliendo en un mayor plazo de tiempo.

Y la clasificación por “tamaño”, básicamente se trata de establecerte pequeños objetivos, para los cuales no necesites de mucho presupuesto ni tiempo. Esto permite alcanzarlos de manera más rápida y avanzar en tu negocio de forma constante sabiendo que vas por buen camino.

2.-Establece los pasos que debes dar para alcanzar esos objetivos

Este punto se basa en detallar todas esas acciones que necesitas desarrollar para lograr lo que quieres. Por ejemplo, si tu objetivo es que tu negocio online se consolide en el mercado, debes poner en práctica estrategias de marketing.

Es importante que todas las estrategias o acciones que quieras llevar a cabo, estén definidas en el plan de acción de manera clara. De esta forma te será más fácil poder ejecutarlas

En esta parte de la planificación también es necesario que puntualices tus recursos. Esto incluye el factor económico como personal humano y material.

Es bueno saber qué cantidad de dinero tienes, cuántas personas conforman tu equipo y los muebles e inmuebles que tienes a disposición.

Es importante tener claro cuál es en realidad el presupuesto con el que cuentas para alcanzar tus objetivos. En base a ello podrás definir los pasos o estrategias que vas a ejecutar.

Un consejo para que no se pase nada por alto, es anotar todo detalladamente, tanto lo que tienes como lo que necesitas.

3.-Ponle fecha a cada una de esas acciones

En cualquier caso el tiempo viene a ser un factor de suma importancia. Por eso, es necesario que cada una de las acciones tengan un plazo definido, de acuerdo a su prioridad.

De esta manera, tendrás bien preciso en qué tiempo podrás lograr tu principal meta. ¡Ojo!  Las fechas establecidas en el plan de acción deben ser razonables. Pues para que esta organización funcione de manera óptima los plazos deben ser cumplidos.

Esto no quiere decir que en un momento dado y por circunstancias ajenas no se puede dejar der cumplir una acción. Lo importante es que se tomen las medidas correspondientes para solucionar el inconveniente y proceder a ejecutar la acción fallida.

4.-Todos los días haz seguimiento a tu plan de acción

Con los tres primeros pasos ya listos solo te queda ejecutar lo que has planeado. Pero algo que no puedes dejar de hacer, es hacerle un seguimiento diario a este modelo de organización.

De esta forma podrás evaluar si estás o no obteniendo los resultados que quieres.

Esta evaluación puede estar orientada a tener conocimiento sobre si se están cumpliendo los objetivos. O simplemente si se está cumpliendo todo de acuerdo a los plazos fijados. Inclusive, puedes establecer un cronograma de evaluación trimestral o semestral. 

Ventajas de contar con un plan de acción

Con el plan de acción ya puesto en marcha, te aseguro que los resultados se dejarán ver en poco tiempo. Ya te darás cuenta de lo maravilloso que es trabajar siguiendo un buen plan de negocio. Mis ventajas favoritas son las siguientes:

Ahorro de tiempo: En un plan de acción las estrategias para alcanzar tus objetivos están bien definidas. De tal forma que solo debes enfocarte en ellas. Esto se traduce en un notable ahorro de tiempo.

¿Por qué? Porque al tener muy claro lo que vas a hacer, no perderás tiempo probando estrategias al azar y que pueden resultar un fracaso. Sino que le darás curso a todo lo que ya tienes organizado y que de seguro culminará en éxito.

Logro de tus objetivos: Como ya tienes bien definidas las acciones que debes realizar para cumplir tus objetivos, es más factible que los logres. Y lo más importante: en el tiempo que te fijaste para ello. Y el tiempo de que alcances tus objetivos se traducirá en el éxito de tu negocio

Ahorro recursos: Como estableciste muy bien tus objetivos y las estrategias para lograrlos, sabrás exactamente qué necesitas para cumplirlos. Es así como tendrás un gran ahorro material. Pues es poco probable que compres algo que no necesites.

Estarás más relajada: Al saber que tu negocio está organizado y que ya definiste qué harás, cómo y cuándo. De seguro tus niveles de estrés disminuirán. Esto además de ser positivo para tu salud, te permitirá trabajar un poco más confiada, pues sabrás que tienes un respaldo.

Mayor presencia en el mercado: Cuando se tiene un buen plan de acción, por lo general incluye las estrategias de marketing. Si es tu caso ten por seguro que en poco tiempo tu negocio será más conocido. Y, en consecuencia, te será más fácil posicionarte en el mercado y alcanzar el éxito.

Si te quedan dudas al respecto, puedes escribirme un correo o contactarme a través de cualquiera de mis redes sociales. Y para cerrar, te dejo mi “Guía Básica de Planificación de Objetivos”, donde te llevo de la mano para que definas la base de tu plan de acción, y con esto me refiero a tu visión y tus objetivos.

Haz click en el botón azul y te envío la guía de inmediato por mensaje privado de Facebook.

También te gustará:

Pin It on Pinterest