Todas las ideas de negocio empiezan como tal, solamente ideas. Pero estas pueden volverse una realidad si se cuenta con los medios y métodos para ello. Si tienes algo en mente y realmente quieres hacer que tu idea se haga realidad es muy probable que tengas que invertir tiempo, esfuerzo y/o dinero. ¡Nadie dijo que sería fácil, pero es muy gratificante!

A continuación, te voy a contar de que forma puedes hacer que tus ideas cobren vida:

Primeros pasos: la planificación

¿Cuál es tu idea?

Define tu idea y desarróllala todo lo posible sin olvidar ni un solo detalle. Puedes comenzar desde cero, con una idea totalmente innovadora, o puedes mejorar una idea que ya existe en el mercado. Cualquier opción es válida, recuerda que no hay ideas malas o buenas, hay ideas bien desarrolladas y mal desarrolladas. Escribe la idea con todos sus detalles y léela repetidas veces, si te sigue pareciendo buena, sigue adelante.

¡Escríbelo todo!

Una vez definida tu idea es tiempo de documentar todo. No basta con dejarlas en tu cabeza. Al escribirlas podrás tener mayor claridad de lo que deseas. Créeme, es una gran ayuda si quieres desarrollarlas.

Haz un plan

A partir de acá comenzarás a desarrollar la planificación que te permitirá llevar un orden de tus objetivos. Un plan te ayuda a crear un entorno en donde las metas puedan ser alcanzada. Algunas veces nos saltamos este paso y queremos ir directo a la acción, pero créeme cuando te digo que planificar es un hábito al que se le va tomando gusto de poco a poco.

Busca herramientas que te faciliten la planificación

¿Dónde y cómo documento mis ideas y planes? Puedes hacerlo en una agenda tradicional de papel o en una digital. Planifica de manera semanal o mensual, haz una Lista de Tareas Pendientes y mantente al día con ella. Puedes usar un Bullet Journal o algunas herramientas digitales como Trello o Asana. Recuerda, lo importante aquí es que te mantengas controlando cada acción que ejecutes, no hay espacio para la improvisación. NUNCA!

Investigar el mercado actual y la competencia existente

Antes de lanzarte al ruedo, comprueba si de verdad hay una oportunidad de ganancia con la idea de negocio que tienes en mente. Verifica factores como, si tu producto o servicio existe ya en el mercado; si hay competencia y contra quienes compites; ¿Cómo te diferenciarás o destacarás ante los clientes potenciales? Y por último ¿Qué te hace una mejor opción en comparación a los demás?

 

Tus ideas en la vida real: la puesta en marcha

Crea un modelo de negocios que produzca ingresos rápidamente

Cuando recién estás empezando tu negocio es importante que este genere ingresos de forma rápida y constante, ya que de lo contrario en el momento en el que acaben tus ahorros el negocio quedará estancado hasta que consigas más capital. Te sugiero revisar los detalles en el cuadrante de finanzas de un Canvas de Modelo de Negocio.

Marketing online y offline, tu mejor amigo

Todo negocio en sus inicios tiene que ser difundido. Si nadie se entera de lo que estás haciendo ¿Cómo piensas atraer clientes? En este punto, debes ejecutar un plan de marketing detallado para ganar visibilidad ante tus potenciales clientes. Que se enteren que existes, que sepan de que forma pueden contar contigo, deja claro lo que vendes y las ventajas de trabajar contigo.

Da una buena primera impresión a tus primeros clientes

Las personas aman probar cosas nuevas, al igual que probar las mismas pero por parte de otros emprendedores. El dar una buena primera impresión es muy importante para la promoción de tu proyecto, ya que al haber satisfecho o superado las expectaciones de los clientes, estos se lo recomendaran a sus conocidos o amigos, y estos a otros por lo que es una forma de marketing que no puede faltar para dar a conocer una idea primeriza.

Registra todo el dinero que gastes

Tener control sobre el dinero que gastas es crucial para tu negocio. El dinero se acaba muy rápidamente esto puede significar la caída de tu emprendimiento. Si no tienes conocimientos sobre contabilidad o finanzas, hay programas como QuickBooks o Mint que te pueden ayudar a mantener el control del dinero que gastas.

Reducir al mínimo los gastos personales

Cuando recién estás comenzando con un negocio, no se obtienen ingresos al momento, por el contrario, debes de estar preparada para que los gastos sean muy altos. Es por esto que hay que evitar gastar dinero innecesario en salidas, comer en la calle y otras actividades que no sean necesarias. Puede parecer un gran sacrificio pero es una medida de seguridad para tener algo de capital reservado para una inversión inesperada para el negocio.

Insiste y no te rindas

Como emprendedora, tendrás que atravesar una gran cantidad de obstáculos antes de poder establecerte en el mercado. Es normal que las personas no se muestren muy emocionadas por trabajar contigo, ya que al no tener reputación no saben si es una buena idea. Es por esto que debes ser persistente, crear conexiones y relaciones con personas que estén en tu mismo nicho de mercado, las asociaciones estratégicas son increíblemente útiles (en este reto de 5 días te doy más detalles acerca de asociaciones estratégicas). Si te rechazan en algún momento no te preocupes pues esto es parte de estar en un mercado con tantos competidores. Constancia es la clave.

 

Materializar tu idea de negocio no es algo rápido, requerirá de mucha dedicación y esfuerzo. No es fácil pero tampoco es imposible. Las emprendedoras exitosas están seguras de que su idea va a triunfar, planifican cada paso que dan, analizan sus resultados y son constantes en sus estrategias.

¿Tienes dudas con respecto a tu idea de negocio?

Si te sientes confundida puedes agendar una llamada gratuita conmigo para revisar de que manera puedo ayudarte a avanzar.

También te gustará:

Pin It on Pinterest