6+1 Viajeras expertas te cuentan: Cómo fué su primer viaje

6+1 Viajeras expertas te cuentan: Cómo fué su primer viaje

Nadie nace sabiendo, hasta las viajeras más expertas tuvieron su primera vez y si estás pensando en planificar tu primer viaje, llegaste al lugar indicado. Planificar tu primer viaje puede ser muy emocionante, pero también te puede tener cargada de nervios o estresada por miedo a pasar por alto algo importante. Viajar es una experiencia maravillosa y muy enriquecedora, para que todo se te haga más fácil y aprendas de la experiencia de otras viajeras, te voy a contar como fue mi primer viaje.

Mi experiencia la primera vez que viaje por mi cuenta.

Mi primer viaje, (y me refiero a mi primer viaje planificado por mí, porque de niña había viajado bastante con mis padres) fue con una amiga. Planificarlo fue todo un tema, básicamente porque no tenía ni idea, para mi irme de viaje hasta ese momento había sido un “Empaca tus maletas y nos vamos” (con mi familia) pero, cuando me tocó planificarlo a mí misma me di cuenta que no era tan fácil.

De hecho, cometí muchísimos errores que se tradujeron en un gasto mayor, mi primer viaje no fue “barato”, me costó unos 2 años de ahorros, aunque no me quejo, lo disfruté muchísimo.

En ese momento mi amiga y yo dijimos, “Tenemos 2 opciones: pagar un Tour con una agencia de Viajes o Planificar todo por nuestra cuenta” nos daba pánico llegar a nuestro destino y no saber cómo movilizarnos, a donde ir, o que hacer, así que ¿Adivinen cuál fue la primera opción? El Tour con la Agencia de Viajes, porque yo no tenía ni idea de lo que era planificar, ellos se iban a encargar de todo, de los boletos aéreos, de las reservaciones en los hoteles, de los paseos que haríamos y los sitios que había que conocer y hasta tenía la opción de pagar almuerzos y cenas por anticipado y también estaban incluidos.

Pero no todo es color de rosa.

Viajar con una Agencia costaba mucho dinero y mi amiga y yo vivíamos de un sueldo, así que no podíamos pagarnos el tour por todo un mes. Al final decidimos tomar las dos opciones, íbamos a hacer un viaje de 30 días donde 11 días eran a través de un Tour con una Agencia (el recorrido era Madrid, Paris, Londres) y el resto eran por nuestra cuenta (de Londres salíamos a Venecia y comenzábamos un recorrido por toda Italia), a estas alturas ya deberíamos haber agarrado confianza y no sentirnos tan perdidas o inseguras en un continente extraño donde hablan otro idioma.

Y allí empezó la odisea, comenzamos a revisar cual era la mejor manera de trasladarse, en bus, en tren, en avión… revisar en internet las opciones de hospedaje, sacar cuentas de cuanto dinero necesitaríamos para comer y pasear sin pasar necesidad. Toda esta planificación se llevó a cabo de una manera en la que los 11 días que pagamos con el tour salieron por el triple de los 19 días que estuvimos recorriendo Italia por nuestra cuenta. Sin embargo, lo hicimos de esa forma porque yo dije: “Bueno, me voy por lo seguro, yo no sé nada de esto, prefiero pagar la novatada”.

De los errores también se aprende.

Luego de ese primer viaje me quedó el aprendizaje, hoy en día soy una loca de la planificación, yo todo lo escribo, lo grafico, lo hago en un formato de Excel, le pongo formulas, lo anoto en mi libreta, etc. Esa obsesión que tengo por dejar todo bien planificado y todo bien esquematizado hizo que luego en los siguientes viajes todo me resultara más fácil de planear y muchísimo más económico. Por otra parte, a medida que uno va viajando, la experiencia te va enseñando que cosas debes hacer y qué cosas no debes hacer.

Mi intención es que tu no tengas que cometer los errores que yo cometí, luego de leer esto puedes aprender de la experiencia ajena. ¡Así que ánimo! Nadie nace aprendida, hay una primera vez para todo y viajar por cuenta propia es una experiencia fantástica. Si no, no habría tanta gente que vive de viajar ¿verdad?

Planificar tu primer viaje es una decisión para valientes que están dispuestas a apostar por sus sueños.

Y luego de contarte mi historia, te dejo con 6 compañeras que aman viajar tanto como yo, ellas te van a contar como fué su primer viaje, te dirán como fué esa experiencia de planificar un viaje por primera vez.

Cristina de Asia Easy Viajes
En mi blog hablo de mis viajes por China y ofrezco un servicio de organización personalizada, con una guía virtual, un servicio de traducción telefónica y compra de desplazamientos internos“.

Mi primer gran viaje fue un mes recorriendo Europa con mi furgoneta. Viaje por Francia, Bélgica y Holanda. Lo que más me obsesionaba era no perderme en la carretera y ser capaz de encontrar áreas de auto caravanas para no dormir en un parking sin gente alrededor. Primero tracé el itinerario más conveniente y luego empecé a investigar en mis guías Lonely Planet y en foros de viaje sobre los sitios más bonitos que ver en cada ciudad.

Una vez trazada la ruta por carretera y los lugares que quería visitar, hice algunos arreglos en la furgo: Puse una bombona de gas para poder cocinar, llené los arcones de comida, prepare CDs con muchas horas de música, actualicé el GPS y arranque la furgoneta.

Por poco quemo la furgoneta cocinando, en Holanda estuve perdida en la carretera más de 3 horas y a pesar de pagar mi entrada en Disney París por poco no puedo entrar por un malentendido con el idioma. Aún así mi viaje fue maravilloso, visité sitios realmente fantásticos y todo esto me animó a seguir disfrutando de mi vida viajera. Después de este viaje les siguieron muchos más y desde hace un año y tres meses vivo mi aventura en China.

¡Todas las experiencias de viajes te preparan más para el siguiente, así que atrévete!

Mari Carmen de Locos por los viajes
“El gusanillo por viajar creo que lo llevaba yo ya en los genes de serie. Y es que a mis padres siempre les ha gustado también, y desde que mi hermano y yo éramos pequeños nos han llevado con ellos. En el blog te cuento cómo es viajar con niños pequeños a través de mi experiencoa por España y el mundo“.

El primer viaje planificado enteramente por mí fue uno que hice con mi chico a Tailandia, Vietnam y Siem Reap (Camboya). Fueron 25 días de viaje y organicé cada detalle: desde la búsqueda de vuelos, hoteles hasta la planificación de la ruta y las visitas que haríamos.

Fue un poco complejo por ser la primera vez y porque era un viaje de muchos días y no había hecho nada semejante antes. Estuve como 2 meses organizándolo, consultando mogollón de blogs y foros. Bien es cierto que ya antes, había organizado alguna que otra escapada. Pero eran viajecitos de 3-4 días y a ciudades europeas.

Lo difícil del viaje al Sudeste Asiático fue que eran muchos días y que queríamos ver muchos sitios, de varios países, que utilizamos muchos alojamientos y pillamos muchos vuelos para desplazarnos de un sitio a otro.

Sentí un poco de vértigo o miedo, como quieras llamarlo. Porque aunque solo viajábamos mi marido y yo, era viajar a un continente que no conocíamos, con una cultura totalmente distinta y no sabíamos qué tal nos entenderíamos con la gente.

Antes de ir, recuerdo que uno de los muchos vuelos que cogimos en ese viaje, hacía una escala de una hora nada más y no estábamos seguros si era tiempo suficiente. Incluso contactamos con la aerolínea que nos aseguró que no había problemas y que tendríamos tiempo de sobra para hacer la escala. Lo que no nos dijeron es que al llegar a ese aeropuerto teníamos que pasar por el control de pasaporte en la terminal de tránsito y tampoco nos dijeron que podría haber mucha gente. Estuvimos a punto de perder el vuelo y tuvimos que ir corriendo luego por la terminal hasta nuestra puerta de embarque a la que llegamos por los pelos.

Flavia de Flavia Around The World y Creciendo de Viaje
“Viajera incansable todo terreno. Desde hace casi 5 años cuento mis aventuras en Flavia Around The World, desde el lugar más recóndito en el que he estado hasta el que mejor conozco, Lerma. Hace unos meses empecé junto con Estela Creciendo de Viaje, un proyecto orientado a ayudar a organizar las vacaciones y aprovechar este tiempo para despejar la mente y volver con las pilas cargadas”.

Aunque siempre he viajado, no he sido siempre yo la que planificaba los viajes. En las vacaciones familiares eran mis padres los que buscaban qué hacer por nuestros destinos. Cuando ya empecé a viajar sin ellos, tuve que empezar a planear las escapadas que hacía, pero nunca más allá de mirar transporte y alojamiento.

Fué cuando hice el road-trip por Marruecos con mi hermana cuando empecé a preparar más los viajes, buscar el mejor itinerario, aunque también dejando margen para la improvisación, que me parece fundamental en los viajes. El viaje a Marruecos salió de 10, dejamos algunas cosas que habíamos pensado por ver, pero también disfrutamos más tiempo de otras ciudades como Fez o Marrakech.

Siendo un road-trip lo que más costó fue el tema del coche. Primero para pasarlo en el ferry y el papeleo en la frontera. Pero lo que más difícil fue sin duda fueron las carreteras. En el 2009 el GPS no estaba tan extendido como ahora y nos guiamos por los mapas de la guía de viaje que teníamos. Aunque siempre que lo necesitábamos preguntábamos sin problema.

El viaje por Marruecos lo recuerdo como redondo. No tuvimos ningún percance grande, pero, como he dicho antes, conducir por las ciudades sin un mapa decente, hizo que nos perdiéramos más de una vez. Un par de veces que preguntamos a un policía de tráfico, nos indicó sin ningún problema e incluso paró el tráfico para que diéramos la vuelta y pudiéramos llegar a nuestro destino.

También recuerdo que cuando íbamos a Marrakech desde Ouarzazate y condujimos de noche. ¡Una odisea! Por la noche te puede salir desde un burro, un niño o una moto sin luz. Tenías que ir con mil ojos, pero llegamos a Marrakech.

Helga de Vida Salvaje
“En mi blog Vida Salvaje ayudo a mamas con bebes/hijos a planificar y organizar sus viajes para disfrutar más del tiempo que pasan en familia. Le enseño a que aprendan, se relajen y disfruten de los viajes y de la naturaleza en familia”.

Desde que llegó la pequeña Lucía, teníamos claro que no íbamos a dejar de viajar, pero que sí tendríamos que modificar mucho la forma de hacerlo.

El primer viaje largo que hicimos fue a Galicia. 7 noches. Lucía tenía 9 meses. El coche parecía el armario de la Piqué, miles de cosas que hemos ido mejorando y adaptando. Me encanta planificar y organizar; disfruto mucho habiéndolo, pero la verdad es que lo que más costó fue cambiar el “chip” y empezar a organizar y planificar viajes pensando en las necesidades de Lucía en lugar de las de Pedro y mía.

A la hora de elegir el destino pensé en un lugar no demasiado caluroso. Para decidir el alojamiento, busqué un aparthotel en lugar de hotel con una habitación y salón para que al dormirse ella nosotros tuviéramos un lugar para charlar o ver la tele. También que tuviera cocina con microondas para poder preparar su comida, que tuviera zonas comunes adaptadas para ella: piscina con zona ajardinada para tumbarme con ella, wc con cambiador, tronas etc. Que los accesos fueran con rampa o ascensor y no con escaleras, detalles que nunca antes había tenido en cuenta ahora son imprescindibles para mí. También hice unos check-list súper útiles para no olvidarme de ningún detalle con las prisas.

La magia de un viaje empieza cuando te sientas frente al ordenador y empiezas a teclear, buscar el destino, calcular las rutas, buscar el alojamiento, restaurantes, actividades y lugares de interés es siempre un momento de felicidad.

Ahora hago “turismo en familia slow” pero con mucha más ilusión pues la finalidad es doble: viajar (que es la actividad más maravillosa del mundo) y poder hacerlo junto a Lucía y a Pedro. Ver el mundo ahora a través de sus ojos es una experiencia única.

Judith de Judithtiral.com
“Este blog une las tres cosas que más me apasionan, viajar, hacer sonreír a la gente y ayudarles a ser más libres”.

Mi primer viaje planificado por mí… pues diría que cuando fui a Bélgica de erasmus, ahí hice mi primer viaje como mochilera a Hungría, Austria y Bratislava. Fuí con dos amigos más, compañeros de mi aventura como erasmus – teníamos esa inocencia de la juventud y lo recuerdo con muchísimo cariño: ¡todo me sorprendía!

Sinceramente, planeamos más bien poco. Nos despertábamos cada mañana y, sólo entonces, buscábamos qué hacer ese día. Más o menos teníamos una idea cada uno de lo que queríamos ver/hacer y por ahí íbamos haciendo nuestro planning.

Me sentí increíble, recuerdo estar caminando con ellos, con nuestras mochilas, y estar repitiéndoles que jamás había sido tan feliz. Ahí fue cuando descubrí mi pasión por los viajes.

Una anécdota  para contar fué un súper susto que nos metimos cuando escogimos al azar nuestro hospedaje en Coachsurfing -ay, juventud… ni siquiera tenía calificaciones-, era un chico joven que nos acogería en su casa y dormiríamos en su comedor. Al final resultó estar bastante ido, cada vez que me despertaba a las 7 de la mañana me lo encontraba repeinado mirándome desde el sofá (nos había sacado unos colchones). Lo peor y lo que todavía no entiendo es que nos quedáramos ahí (desde luego, en este punto ya no tenía nada que ver con la juventud, es que éramos tontos perdidos jajajaja).

Erika de Viviendo por el mundo
“En nuestro blog intentamos animar a la gente a que haga realidad sus metas, que si lo que les gusta es viajar ¡que lo hagan! Porque vida sólo tenemos una y hay que exprimirla al máximo. Damos consejos, tips para viajar low cost, vídeos, podcasts, ebooks gratuitos y mucho más”.

Mi primer viaje fue con 12 añitos, mis padres me mandaron un verano a Inglaterra con una compañera de clase para que aprendiera inglés. Realmente no fue un viaje organizado por mí porque evidentemente era una cría, pero sí que fue el viaje que me cambió la vida y que me hizo darme cuenta de que yo de mayor quería ser “viajera” jejeje.

Organizado 100% por mi solita fueron mi primer viaje a Menorca en la Islas Baleares (de vacaciones) y los 3 meses que me fui a Irlanda a seguir aprendiendo inglés antes de terminar mi carrera universitaria. Tanto Menorca como Irlanda son destinos en los que es fácil planificar rutas así que quizás no tiene mucho mérito ¿no? ¡Por algo se empieza! Jeje 😉 Después de Irlanda mis siguientes viajes por mi cuenta fueron India y Nepal. Me fui 6 meses a hacer voluntariados con ONGs y a descubrir el maravilloso mundo del sudeste asiático que por supuesto, me enamoró.

Para mí… ¡creo que dificultad ninguna! Me encanta viajar sin demasiado plan, abierta cualquier imprevisto y sin saber demasiado dónde voy a estar la semana siguiente. Esto depende mucho de la personalidad de cada uno, y sobre todo, del tiempo del que se disponga para viajar. No es lo mismo tener 2 semana de vacaciones, donde por supuesto sí tienes que planificarlo todo, a viajar durante varios meses sin prisa y dejándote llevar.

A pesar de ser amante del “slow travel”, si tengo que planificar unos días de ruta por cualquier lugar también me gusta ¿eh? Hoy en día tenemos toda la información del mundo en internet así que planificar un viaje es bastante fácil y además es emocionante hacerlo. En todos los viajes que hago, y especialmente en éstos primeros que te acabo de comentar, me sentí libre, feliz, emocionada, satisfecha de estar haciendo en cada momento lo que realmente me apetecía hacer, ilusionada por todo… sintiendo todo esto… ¿Cómo no voy a querer dedicar mi vida a vivir viajando? Jeje

Cuando pienso en mi primer viaje siempre recuerdo la misma anécdota. Tal y cómo he dicho antes, con 12 añitos me fui un verano a Inglaterra. No estaba en Londres si no que vivía en un pueblo bastante alejado. Un día cogimos el tren y nos fuimos a pasar el día a la gran ciudad, ¡a conocer la famosa Londres! Después de pasear durante horas por sus hermosas calles y llegar a los pies del Big Ben me emocioné tanto al verlo, me gustó tanto aquella ciudad que con tan solo 12 añitos me hice la promesa a mí misma de que algún día me iría a vivir a Londres… ¿y sabes qué? Pues que 16 años después, a mis 28, hice realidad mi sueño y yo solita me marché a vivir a mi ciudad soñada donde además de aprender inglés decidí que ya no había vuelta atrás, que mi vida estaba destinada a vivir por el mundo y es eso lo que a día de hoy estoy haciendo.

Los miedos te pueden paralizar o impulsar.

El miedo por hacer cosas nuevas o diferentes es algo completamente normal, pero una vez nos atrevemos a dar ese primer paso todo lo demás va fluyendo. Espero que nuestra historia te anime a aventurarte, si no sabes por dónde empezar a planificar tal vez este post o este otro te ayuden. No te quedes solo con lo que dicen las guías, tienes una herramienta maravillosa en tus manos, internet te permite conocer las experiencias de otras viajeras, habla con quien ya vivió todo lo que tú quieres experimentar, eso hará la planificación de tu viaje mucho más sencilla. No permitas que el miedo a lo desconocido te detenga.

“Viajar sirve para ajustar la imaginación a la realidad y para ver las cosas como son en vez de pensar cómo serán” – Samuel Johnson

¿Estás planificando tu primer viaje? ¿Qué ha sido lo más dificil? ¡Cuéntanos como vas!   Si ya te lanzaste a la aventura: ¡Cuéntanos en los comentarios como fué tu primer viaje!

Viaja como REINA con bolsillo de PLEBEYA

Viaja como REINA con bolsillo de PLEBEYA

Vamos a sincerarnos: tanto tú como yo somos reinas, merecemos hoteles de lujo, comida de primera y vuelos en primera clase. Pero por alguna extraña razón nuestra cuenta bancaria parece no opinar lo mismo.

No me canso de repetirte que no necesitas tener un saco lleno de lingotes de oro para viajar como te lo mereces, así que hoy te traigo unos cuantos trucos para que puedas viajar como reina a pesar de tu bolsillo de plebeya:

¿Cómo puedes permitirte hospedarte en lugares elegantes?

Visita lugares en ciudades que sean menos costosas:

Francia no es solo París, Inglaterra no es solo Londres y Estados Unidos no es solo New York. Elije destinos diferentes donde puedas disfrutar gastando mucho menos. Existen lugares hermosos donde no tienes que gastar demasiado para darte la vida que mereces. Si escoges una ciudad que tenga un nivel de vida más económico, podrás disfrutar de lugares de lujo, gastando menos dinero.

¿Quieres sentirte VIP y que un chofer te pase buscando?

Utiliza servicios de Autos Compartidos:

¿Alguna vez soñaste con que un auto venga a buscarte donde estés y te lleve a donde necesites ir? Con un servicio de Autos Compartidos puedes hacer este sueño realidad, la página pone en contacto conductores que tienen asientos libres en sus autos con personas que quieren viajar al mismo destino, no importa cuán largo sea el trayecto, la idea es que se hagan compañía en un camino largo y se compartan los gastos de viaje.

Algunas de las plataformas que tienen este modelo de negocio en Europa son: Bla Bla Car, Amovens, Shareling, Carpooling, Diacamma y Voyencoche.

¿Te gustaría viajar en clase ejecutiva pagando menos?

Utiliza Tarjetas de Crédito donde puedas acumular millas

Pregunta en tu banco que tarjeta te permite acumular puntos o millas en aerolíneas, estas te permiten canjear esos puntos por descuentos en viajes. Muchas de estas tarjetas tienen una cuota anual, pero los beneficios que obtienes realmente hacen que valga la pena.

No olvides que las mejores promociones las vas a conseguir en temporada baja e intenta viajar siempre con la misma aerolínea, si te afilias a muchos programas tardarás más tiempo en reunir una buena cantidad de puntos.

¿Quieres un hospedaje de lujo completamente gratis?

Para responder esto te hago una pregunta: ¿Ya conoces el House Sitting?

Es una forma de hospedarse en propiedades de lujo a cambio de cuidar algunas mascotas. Existen distintas páginas web donde puedes hacer House Sitting (House Carers, Sabbatical Homes, Nomador o Trusted Housesitters) te recomiendo entrar a varias de ellas y ver cómo es la dinámica, pero básicamente todas funcionan muy parecido: creas tu perfil, los dueños de la propiedad y las mascotas te contactan y comienzan a conversar para coordinar las condiciones del trato.

Espera en un cómodo salón del aeropuerto

Si vuelas en clase ejecutiva tendrás acceso a un salón del aeropuerto donde puedes sentarte a esperar tu vuelo mientras disfruta de algunos bocadillos y wifi gratis.

Si viajas en clase económica y no tienes acceso a ese salón, te cuento que en eBay puedes comprar pases baratos de un día, así que solo tienes que buscar y disfrutar como si viajaras en primera clase.

Otra opción es sentarte a esperar en algún restaurant  que tenga una decoración bonita, pide un café y siéntete consentida mientras esperas que llegue la hora de partir.

Lujo = Sentirte Consentida

Lo siguiente tal vez suene obvio y puede que ya lo hayas escuchado antes, pero igual te lo voy a decir: “Todo es cuestión de actitud”. 

La comodidad es el mejor lujo de todos, asegúrate de llevar una almohada de viaje y una frazada de aspecto glamoroso, lleva siempre en tu equipaje de mano chocolates y una bebida refrescante, no tienes que esperar el carrito de las bebidas en el avión, disfruta tal y como lo hacen los pasajeros de clase ejecutiva.

Antes de aterrizar, cepíllate los dientes y lávate la cara para sentirte fresca y salir del avión con una actitud divina.

 Puedes traer el lujo a tus viajes sin gastar demasiado ¿Tienes algún consejo de viaje glamoroso para compartir con nosotras? ¿Has tenido alguna experiencia de viaje donde te sentiste mimada y elegante? ¡Cuéntanos!

El delicado arte de viajar con poco dinero

El delicado arte de viajar con poco dinero

Muchas personas dicen que la razón por la que no viajan tanto como les gustaría es porque “es demasiado caro”. Esto me divierte demasiado, porque me da la oportunidad de demostrarte que no es así. Todo lo que te cuento en mi blog son estrategias que yo misma he puesto en práctica o que han puesto en práctica personas que conozco y les ha ido muy bien.

La verdad es que no tienes que ser millonaria para viajar dentro o fuera de tu país, todo se reduce a ser realista sobre el estilo de viaje que te puedes permitir y a encontrar las mejores ofertas.

¡Gasta menos en hospedaje!

Hoy en día tienes a tu disposición recursos como Hostales, Airbnb y Couchsurfing, que te permiten hospedarte gratis o de forma muy económica en el lugar que visites. En un Hostal puedes hospedarte a un muy buen precio en habitaciones compartidas con otras viajeras de todo el mundo, en Airbnb encontrarás personas que comparten sus apartamentos o casas y puedes escoger alquilar una habitación o todo el lugar y en Couchsurfing encontrarás anfitriones que abren las puertas de su casa para que te hospedes de forma gratuita.

Aprovéchate de los errores que cometen las aerolíneas

A parte del hospedaje, otro de los grandes gastos cuando viajamos son los boletos de avión. Con plataformas como The Flight Deal y Airfare Watchdog puedes conseguir ofertas geniales y si tienes suerte viajar gastando muy poco. En ellas podrás encontrar errores cometidos por aerolíneas, tarifas extremadamente bajas que te pueden ahorrar un montón de dinero. Estas equivocaciones no duran mucho tiempo por lo que tienes que estar atenta y actuar rápido cuando consigas un buen precio, el secreto para enterarte cuando haya una buena tarifa es suscribirte en estos sitios, seguirlos en Facebook, en Twitter y siempre estar atenta a lo que publican.

Atenta a la época del año

La época del año en la que decidas viajar también va a influir mucho en cuanto gastes. Viajar durante los meses de verano siempre será más costoso porque la mayoría de las personas viaja en esta época. Si planificas tu viaje en otoño o en invierno es más probable que encuentres mejores descuentos. A mi me encanta viajar en temporada baja, los lugares están menos llenos de gente y me da la oportunidad de conocer el sitio en condiciones normales, sin que esté full de turistas.

La estrategia, tu arma secreta

Si quieres viajar con poco dinero tienes que ser estratégica, tener paciencia para investigar y agotar todas las opciones hasta encontrar el mejor precio. Puede que te tome tiempo, pero no hay nada más gratificante que disfrutar de tu viaje sabiendo que conseguiste las mejores ofertas por ser paciente y estratégica.

¿Qué haces tú para viajar con poco dinero? ¿Cómo haces que te rinda lo que has ahorrado para disfrutar al máximo?

5 formas baratísimas de hacer tus viajes mas divertidos

5 formas baratísimas de hacer tus viajes mas divertidos

Constantemente estoy buscando la manera de mejorar mis viajes, hacerlos mas baratos, quedarme las tiempo, hacerlos mas divertidos, más autenticos. Y mientras aprendía descubrí muchos trucos para obtener buenos precios en boletos de avión, comer bueno, bonito y barato; y encontrar cosas gratis o económicas que hacer en los lugares que visito. Pero no siempre fué así, despues de pagar 20 USD por entrar a atracciones turisticas o 60 USD por tours que podía haber hecho por mi cuenta de manera gratuita, me volví mas creativa con mis viajes.

A continuación te dejo mis 5 formas favoritas para hacer mis viajes mas divertidos, lo mejor de todo es que las que no son gratis son realmente baratas, para que no tengas excusas para divertirte al máximo cuando viajes:

Visita los mercados locales

 

Tal ves tenga que ver con que adoro comer, pero yo podría pasar horas felices paseando entre los estantes de un supermercado. Me parece genial conseguir sabores distintos de mis productos favoritos, Doritos con sabor a algas marinas o Galletas Oreo rellenas de mantequilla de maní. Por otro lado está también la variedad de frutas y vegetales propias de cada lugar  ¿Sabías que en el Perú tienen 3000 variedades de papa? y en Colombia conocí una fruta deliciosa llamada Mangostino. En resumen, visitar mercados locales es una de las cosas que más amo hacer cuando viajo.

Utiliza el transporte público

 

Ya sé que en taxi se llega más rápido y es mucho más cómodo, pero también es más costoso y no tendrás oportunidad de observar los detalles del día a día de las personas del lugar. Toma el tren, el metro y el bus, ahorrarás dinero y verás más de la ciudad y de las persona que viven allí; y si tienes suerte, te encontrarás con artistas increíbles. En las estaciones de algunas ciudades suelen concentrarse músicos y artistas geniales, date la oportunidad de disfrutar de una experiencia más auténtica.

Come con gente local

 

No hay mejor manera de descubrir un lugar y su gente que hacerlo a través de su comida (y vuelvo yo con mi fijación por comer jajaja).  Actualmente existen varias páginas que ayudan a viajeros a hacer eso, juntando a visitantes en casa de alguien para una comida casera. Puedes verlo como un experimento social y culinario, además de disfrutar de una autentica comida del lugar, la invitación a la casa de un local puede conducir a recibir maravillosos consejos de viaje, de esos que no consigues en TripAdvisor, conexiones adicionales en otras ciudades del país y una nueva amistad. Entre las webs más populares para este fin estan Eat With a Local y Meal Sharing.

Haz un diario de viaje

 

No es nada nuevo llevar un diario de viaje, pero a lo que yo me refiero es a llevar un diario de viajes distinto. Anota en sus páginas cada sitio nuevo que conozcas, pero no te limites a describir lo básico, ponte gráfica, haz un dibujo para cada día, anota los olores que percibes, los colores que predominan en cada lugar, las sensaciones que hayas tenido durante el día. El límite lo pones tú y tu imaginación.

Déjate llevar por la improvisación de vez en cuando

 

No programes todo, dejarse llevar por la improvisación puede resultar ser muy divertido. Conocer los sitios más populares de un lugar, es necesario, esa es la razón por la que visitas un lugar. Sin embargo, sorprenderte por estar derrepente en medio de una fabulosa plaza que ni sabías que existía y a la que llegaste de manera fortuíta, da una emoción indescriptible. Una idea genial podría ser llevar contigo un dado y al llegar a una esquina lanzarlo para decidir hacia donde continuar, si cae un número par cruzas a la derecha, si es impar cruzas a la izquierda, si cae 1 o 6 sigues al frente sin cruzar. Este juego hará que descubras zonas que jamás habrías conocido de no haber improvisado. (obviamente debes tener un poco de sentido común, si es de madrugada y tus dados te dicen que cruces en esa calle misteriosa, solitaria y oscura, es hora de dejar de jugar jajaja)

¿Viste lo sencillo que es tener un viaje diferente y divertido? ¿Que te parecen mis propuestas? ¿Se te ocurre alguna adicional? Si tienes otra idea para maximizar la diversión de tu viaje sin gastar mucho dinero, cuéntamela en los comentarios!

Camping: Una opción de hospedaje más económica

Camping: Una opción de hospedaje más económica

Una alternativa más económica que los hoteles y hostales es alojarte en un campamento, si llegas a una zona de camping o campamento, además de descansar gastando poco, podrás conocer otros viajeros y viajeras de todos los rincones del mundo que se encuentran en las mismas condiciones que tú.

 

¿Qué es exactamente un “Camping” y que vas a encontrarte allí?

 

Los campings son espacios al aire libre con un terreno delimitado y preparado para instalarse utilizando tiendas de campaña, caravanas, albergues móviles o cualquier tipo de objeto que sea transportable y se pueda usar para pasar la noche. Puedes encontrar campings desde 10 USD por persona, el precio del mismo va a depender de las facilidades que te ofrezca, pero siempre será una alternativa más económica a otro tipo de hospedaje.

Generalmente los campings o campamentos tienen una ubicación privilegiada, puedes encontrar hermosas vistas y entrar en contacto con la naturaleza, muchos están cerca de parques nacionales, de la montaña, el mar y hasta cerca de ciudades que puedan resultarte interesantes. Algunos te ofrecen la posibilidad de quedarte en un bungalow o casita de madera, la mayoría suele admitir animales domésticos y cuentan con zonas habilitadas para hacer parrillas, asados o barbacoas (como lo quieras llamar).

¿Qué previsiones debes tomar antes de arrojarte a la aventura?

 

En general todo bastante bien, pero no todo es color de rosa, puedes toparte con un lado menos amable si no tomas las previsiones debidas o si no estás clara con lo que vas a encontrar. Para algunos el contacto con la naturaleza es lo que estaban deseando, para otros puede traducirse en picaduras o mordeduras de insectos, ruidos nocturnos que no te dejan dormir (ranas o grillos), poca intimidad, espacios reducidos que resultan incómodos, etc. Lo importante (como en todo) es ir preparada, si sabes con qué te vas encontrar sabrás que previsiones tomar, así que voy a compartir contigo algunas cosas que deberías tomar en cuenta si deseas disfrutar al máximo tu viaje hospedándote en un campamento:

  • Investiga el lugar: Antes de llegar tienes que haber realizado tus averiguaciones, revisa en internet fotos del lugar, busca experiencias de otros viajeros, determina que facilidades son necesarias para ti e investiga con que cuentas una vez estés en el sitio, la idea es que sepas de antemano con que te vas a topar y que deberías esperar.
  • Toma en cuenta el clima: Una vez hayas elegido tu lugar de destino deberías verificar el clima, dependiendo de la estación del año en la que viajes te convendrá un saco de dormir distinto o una tienda de campaña o carpa diferente, así que no te olvides de echarle un ojo a las predicciones climáticas.
  • Lleva la mochila adecuada: Cuando te quedas en un hostal o en un hotel puedes darte el lujo de cargar con un equipaje más sencillo, pero si tu plan es acampar debes tomar en cuenta cosas adicionales, llevar algunas cosas para cocinar, un botiquín de primeros auxilios, linternas, repelente contra insectos, etc.
  • Higiene Personal: Si bien algunos campamentos cuentan con espacio que ofrecen duchas calientes debes recordar llevar tus elementos de higiene personal, como toalla, jabón, papel higiénico, crema dental, etc.

 

Listado de Cosas para irte de camping - Empacar - Mochila

 

Con la intención de ayudarte a definir lo que debes llevar en tu mochila, he preparado una lista que puedes descargar GRATIS AQUÍ, no es necesario que lleves todo lo que acá te sugiero, pero mi intención es darte una buena base para planificar mejor tu equipaje si vas a acampar en tus vacaciones, obviamente lo que vas a empacar va a ir en función del tipo de actividad que vayas a realizar, no es lo mismo acampar en la playa, que hacerlo en la montaña, así que espero te sea útil. Recuerda, lleva siempre lo estrictamente necesario, si crees que puedes sobrevivir sin algo, déjalo en casa.–

Migraciones: Qué te van a preguntar y qué debes responder.

Migraciones: Qué te van a preguntar y qué debes responder.

En las últimas semanas ha llegado a mí una pregunta que se repite: ¿Qué me van a preguntar en Migraciones y que debo responder?  Puede que pasar por “la migra” te ponga nerviosa, pero debes relajarte y todo va a estar bien. Lo cierto es, que dependiendo del país al que viajes van a hacerte más o menos preguntas. ¿Qué te van a preguntar? ¿Qué debes responder? ¿Qué no deberías hacer? De eso es de lo que quiero hablarte hoy.

Lo primero que tienes que hacer es tomártelo con calma y no perder tu seguridad, el oficial de migraciones te hará un grupo de preguntas que lo que busca es definir cuáles son tus intenciones al entrar a su país, lo importante es ser clara y concisa sin entrar en demasiados detalles, si te pones muy específica y alargas tu explicación el oficial podría confundirse y pensar que estas sobre justificándote porque ocultas algo, así que la clave es dar respuestas claras sin extenderte demasiado. Las preguntas más comunes son las siguientes:

¿Motivo del Viaje?

Aquí las opciones de respuesta son estudio, trabajo o turismo. No te extiendas a explicar que vienes a visitar a una prima, pero también vas a aprovechar de conocer la ciudad y si te da tiempo hacer otras cosas. Recuerda que debes ser debes ser clara, responde exactamente lo que te preguntaron y no des más de un motivo de viaje. Aquí la respuesta es: vengo a conocer el país o vengo por turismo.

¿Cuántos días se queda?

Puedes que no tengas los días de tu viaje muy definidos porque hayas decidido viajar libre y ver cómo te va en el camino, pero en este caso debes dar una respuesta bien precisa. Aquí la respuesta es: 1 mes, 20 días, 2 semanas, responde diciendo un poquito más de lo que realmente esperas quedarte y lo que se permite legalmente (que normalmente va de 30 a 90 días) pero sé precisa.

¿Dónde se va a hospedar?

En este caso la respuesta que debes dar es: en un hostal, en un hotel o en casa de un amigo. La siguiente pregunta va a ir dirigida a que justifiques, te van a pedir tu reserva o la dirección del hotel y si dijiste en casa de un amigo pueden pedirte una carta de invitación. En función de esto la respuesta correcta es: en un hostal o en un hotel (puedes hacer una reserva en un hostal que luego puedas cancelar, de esta forma tendrás algo que mostrar en migraciones).

¿Tienes usted un pasaje de regreso?

Esto no te lo van a preguntar en todos lados, pero algunos países requieren que tengas un pasaje de regreso o no te dejan entrar. Algunas personas reservan un vuelo que luego pueden cancelar, lo importante es que puedas demostrarlo en el momento de la entrevista.

¿Cuenta con un seguro de viaje?

Esta es otra pregunta que no es muy habitual, pero es posible que te la hagan, lo que buscan con esta pregunta es asegurarse que no vas a representar una carga para el país en caso de que te ocurra algo dentro, así que acá la respuesta es: si tengo; y muestras el seguro que hayas adquirido.

¿Con que dinero va a cubrir sus gastos?

Otra pregunta poco común pero que pueden hacerte, en este caso debes demostrar que tienes suficientes fondos para cubrir tu estadía en el país, lo que buscan es saber que no vas a quedarte de ilegal o trabajar sin permiso.

Estas son las preguntas básicas que podrían hacerte, solo debes tenerlas en mente y dar tus respuestas de manera transparente. Lo importante es que ellos perciban que vas a viajar por un tiempo limitado, no tienes intenciones de quedarte a trabajar en el país y tienes un presupuesto que va a alcanzar para cubrir tus gastos.– 

 

Pin It on Pinterest